El mantenimiento preventivo automotriz es un tema fundamental en la seguridad en el manejo. Si bien es cierto que los puntos mecánicos de seguridad deben ser revisados periódicamente (digamos cada semana), se deben tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

Inspeccionar llantas
. Debemos estar atentos al desgaste normal del rozamiento de la llanta en el piso. También la presión de inflado de los neumáticos es un factor importante. Se debe revisar cuando las llantas estén frías, incluyendo la de repuesto. También es necesario una inspección visual del dibujo de las llantas y estar atentos a los desgastes irregulares.   

Dirección del automóvil
. Los expertos recomiendan revisar periódicamente el sistema de dirección de un automóvil, con una medición de la geometría de la alineación. También, la forma más efectiva de revisarla es, soltar el volante durante la marcha en un espacio corto. Si el auto se desvía hacia algún lado, es urgente que lo revise un especialista.

Frenos
. El nivel de líquido de frenos debe ser revisado cada 2000 Km.  y siempre debe estar en la marca que lo indica el contenedor. Ni más ni menos. El sistema de frenado (discos, pastillas o tambores y zapatas) debe ser revisado cada 6 meses aproximadamente para evitar posibles fallas con consecuencias fatales.